Comunicación Diocesana

BENDICIÓN DE ANIMALES, EN HONOR A SAN ANTONIO ABAD

El pasado 17 de enero, la iglesia católica celebro la festividad en honor a San Antonio Abad, patrono de los animales. Fue la tarde del domingo 21 de enero cuando el P. Jesús Edmundo Flores Beristaín realizó la bendición de los animales en el parqué jardín Guadalupe de esta ciudad.

Cientos de animales y mascotas fueron acompañados por sus dueños para recibir la bendición, tradición que incluye a los animales como parte de la creación de Dios y lazos de fraternidad que crean con las personas.

San Antonio Abad, cuya festividad es el 17 de enero, es el patrón de los animales. Fue un monje que vivía de forma ermitaña. Durante su vida, fue conocido por estar siempre cerca de la naturaleza.

Así, tenía la costumbre de bendecir a los animales y las plantas al entender que eran seres a través de los cuales se podía alcanzar el conocimiento. Según cuenta la leyenda, en cierta ocasión se le acercó una jabalina ciega con pequeños jabalíes mirándole de forma suplicatoria. El santo abad le curó la ceguera y desde entonces no se separaron de él.

Tras su muerte, los ganaderos comenzaron a encomendarse a él cuando tenían algún problema con sus animales o simplemente pidiéndole su protección.

De san Antonio Abad se cuenta que a los 20 años de edad vendió todas sus posesiones, entregó su dinero a los pobres y que se retiró a vivir a una comunidad local, durmiendo en una cueva sepulcral y teniendo una vida ascética (el ascetismo es la práctica filosófica o religiosa que se basa en la búsqueda de la purificación del espíritu a través de la negación de los placeres materiales o la abstinencia). También dedicó su vida a ayudar a otros ermitaños a encaminar su vida espiritual en el desierto.

Top