Comunicación Diocesana

Origen e historia de la Diócesis de Tehuacán

  • by Diócesis de Tehuacán
  • DIOCESIS
  • 399

Los orígenes de los habitantes del Valle de Tehuacán son muy remotos, se calculan unos 10,000 años a.C. La “Época Cultural Coxcatlán” de 5,000 a 3,500 años a.C. es famosa por la domesticación del maíz y está considerada como la cuna de este grano alimenticio en Mesoamérica.

 Las culturas inmediatas que habitaban estas tierras, a la llegada de los españoles, fueron la popoloca y náhuatl.

 A finales de la tercera década del siglo XVI los misioneros franciscanos, procedentes de Huejotzingo, comenzaron a traer el Evangelio a estas tierras. El primer asentamiento religioso se hizo en lo que se conoce como “Calcahualco” o “Tehuacán Viejo” antes del año 1540 de donde se trasladó, por cuestiones de sanidad, al lugar que ahora ocupa el Ex-Convento y el Templo de San Francisco. Fueron los franciscanos los evangelizadores y pastores de la región del Valle de Tehuacán por casi 100 años. Por otra parte, los padres dominicos evangelizaron lo que hoy comprende el Decanato de la Mixteca.

 Por el año 1641 las parroquias comienzan a ser administradas por clérigos seculares pertenecientes a la Diócesis de Puebla.

 El 23 de junio de 1891, el Papa León XIII, mediante la Bula ILLUD IN PRIMIS decreta que las parroquias comprendidas en las foranías de Tehuacán y Coxcatlán (distrito de Tehuacán) pertenecientes a la Diócesis de Puebla pasen a formar parte de la Arquidiócesis de Oaxaca.

 El Papa Beato Juan XXIII, con la Bula QUEM AD MODUM erigió la Diócesis de Tehuacán, la noticia se conoció el 29 de junio de 1962. Comenzó la Diócesis con 25 parroquias tomadas del Distrito de Tehuacán, pertenecientes a la Arquidiócesis de Oaxaca, y otras de la Arquidiócesis de Puebla, y con 3 comunidades de religiosas.

Top