Comunicación Diocesana

Navidad y Depresión

Navidad es época de paz, armonía, tiempo de convivencia familiar, de reunión con amistades, regalos y comida. Se caracteriza principalmente por el color; las luces invaden las casas y ciudades ambientando cada paisaje y rincón. Pudiéramos pensar que en esta época del año es bastante difícil el malestar emocional pues de acuerdo a lo descrito anteriormente “todo” es agradable y encaminado a la felicidad. ¿Pero qué sucede de no ser así? ¿Por qué hay personas que la época de Navidad la viven con tristeza, melancolía o bien sumergidos en depresión que llevan incluso al desagrado de esta época? Es bastante probable que si sucede esto sea porque asociamos navidad con algún evento desagradable ocurrido con anterioridad en esta época a lo largo de nuestra vida y que probablemente aún no esté resuelto, tal como: la pérdida de un ser querido, conflictos en la infancia, dificultad económica, es decir: ¿Cómo sentirme feliz si no tengo un respaldo positivo en mis recuerdos de la navidad?.

Es importante que para que esta situación cambie analice si hay situaciones no superadas en relación a esta época, si hay conflictos que deba reconocer para sanarlos y así permitirme disfrutar no solo de las navidades si no de la vida misma, hacer las paces con mi pasado para permitirme abrazar mi presente y visualizar un futuro próspero, viviendo y no solo sobreviviendo, recordemos que las situaciones por difíciles que sean o hayan sido, se enfrentan o de lo contrario están destinadas a reproducirse hasta ser enfrentadas. Si pienso que la dificultad me rebasa y necesito apoyo es importante acudir con un profesional de la salud. La vida es para disfrutarla y aprovecharla al máximo no dejes pasar más tiempo y vive Feliz 

 Psicóloga: Mariel Robles Pérez

 

Top